Desde la municipalidad lamentaron “profundamente” que los vecinos tomen estas medidas “tan radicales” para manifestarse.

.

Ante la situación que afecta a un grupo de personas de la Localidad Rural de San Antonio que han iniciado una huelga de hambre, desde la Municipalidad de Tierra Amarilla, mediante una declaración pública señalaron que “lamenta profundamente que los vecinos tomen estas medidas tan radicales para manifestarse, entendiendo que éstas, eventualmente, pueden incluso poner en riesgo la salud de los propios manifestantes. Por lo que hacemos el llamado a que depongan la huelga y busquen otras formas, menos extremas, para levantar sus justas demandas”.

Así mismo indicaron que “desde que asumió el Alcalde Mario Morales Carrasco, hemos estado trabajando permanentemente con los vecinos del sector y lo seguiremos haciendo, entendiendo que el trabajo mancomunado es la única vía para encontrar soluciones que permitan resolver las problemáticas existentes.”

Del mismo modo desde la cosa consistorial indicaron que “la Localidad de San Antonio, que sufrió los embates de la naturaleza a causa de los aluviones el año 2015, es uno de los sectores más postergados y olvidados por parte de las administraciones locales anteriores y por el Estado en general, lo que redunda en avances casi nulos en términos de soluciones concretas a las principales problemáticas que afectan a las familias del sector”.

La demanda por suministro de energía eléctrica se arrastra desde hace varios años y “ha sido ésta administración municipal la que ha decidido abordarla con seriedad, para lo cual ya ejecutamos un proyecto de postación en el sector, que viene a ser el primer paso para las conexiones domiciliarias”.

Por otro lado señalaron que “Es importante tener en cuenta que las familias que habitan en el sector, en su gran mayoría se encuentran en sitios irregulares, lo que ha dificultado, en términos legales y administrativos, la concreción de soluciones, puesto que se requiere de la voluntad de múltiples actores”.

Así desde el Municipio mencionaron que “seguiremos haciendo todos los esfuerzos para concretar en el corto y mediano plazo soluciones inmediatas y definitivas respectivamente, que permitan a las familias contar con suministro eléctrico para sus viviendas de manera segura”.

La declaración pública finaliza recalcando que “hoy nuestros equipos municipales están sosteniendo una nueva reunión con las personas afectadas y esperamos que eso ayude a acercar posiciones y continuar con el trabajo conjunto. Nuestra política de puertas abiertas y de diálogo permanente con la comunidad de Tierra Amarilla y el valle, se mantendrá y si es necesario se reforzarán los canales de comunicación para que situaciones como ésta no se repitan”.

.

Fuente: http://www.elquehaydecierto.cl