Desde la Seremía de Salud, informaron que empresa ya había dejado de funcionar por otro foco.

.

Luego del brote y contagio de 72 trabajadores mineros de una empresa contratista y subcontratista, que presta servicios a Candelaria, desde la Seremía de Salud explicaron que hubo incumplimiento del protocolo 594, que dice relación a la obligación de mantener en los lugares de trabajo las condiciones sanitarias y ambientales necesarias para proteger la vida y la salud de los más de 600 trabajadores que podrían haberse contagiado en el lugar, por lo que la empresa debe cumplir los puntos encomendados por la autoridad sanitaria para volver a su funcionamiento.

Por otra parte, el epidemiólogo de la Universidad de Chile, Gabriel Cavada, expresó no es de extrañar que las mineras produzcan focos de contagios severos y que agraven la situación de las comunas aledañas.

Condiciones sanitarias
Durante la jornada del martes, fue el mismo seremi de Salud de Atacama, Bastián Hermosilla, quien confirmó que todo esto comenzó cuando detectaron una cantidad de casos positivos el fin de semana, quienes estaban asociados a esa empresa.

“Desde la vigilancia activa de los casos, como nuestro equipo revisa detalle a detalle, los antecedentes de los casos nuevos, pudiendo identificar factores comunes a los casos nuevos, determinando que existe una cantidad personas asociadas a un espacio de trabajo”, sostuvo.

A raíz de esto, indicó que el día lunes realizaron un operativo de fiscalización, donde encontraron a más de 70 personas contagiadas hasta ese momento y déficit en los protocolo de seguridad y cerraron el lugar.

«Se detectan estos elementos comunes que pueden poner en riesgo a más personas,  cuando se decide una medida de paralización de funcionamiento,  para detectar cuáles son las personas positivas,  sus contactos estrechos, quienes podrían estar en riesgo y además realizar un proceso de mejoras», expresó.

Según información entregada por la Seremi de Salud, son  507 personas que deben realizarse un test en dicha empresa.

Además Hermosilla explicó que actualmente se están reforzando las fiscalizaciones, «en particular, con los antecedentes que se están evaluando desde los casos positivos, también para abordar esta situación que involucra a más de una empresa.

Y agregó que han tenido un trabajo en conjunto con la mutualidad de la empresa, Seremi de Trabajo y de Minería.

Cabe destacar que anteriormente esta empresa tuvo otro foco de contagio,  por lo que fue cerrada por un período menor. Sin embargo,  en esta ocasión la cantidad de personas que podrían estar contagiados supera a las 600 personas.

Al ser consultados sobre qué pasa con la fiscalización es hacia las empresas mineras, que han sido  ya catalogadas como riesgosas a nivel nacional,  debido a la gran movilidad de los trabajadores, Hermosilla sostuvo que «tenemos un plan de fiscalización por riesgo, que es un plan aleatorio y no podemos indicar cuáles son las fechas y la periodicidad de ello, porque afectaría las condiciones propias de la fiscalización».

Respecto a qué protocolos debe tener, añadió que el Plan Paso a Paso laboral genera un piso de medidas que las empresas deben cumplir para la seguridad de sus trabajadores.

En ese sentido explicó que las empresas junto a las mutualidades «generan los protocolos propios de cada actividad productiva los cuales mantienen este estándar que está dentro del paso a paso laboral que es el piso por el cual todos deben cumplir y además Añadir elementos propios de su ámbito productivo».

Por otra parte el epidemiólogo de la Universidad de Chile, Gabriel Cavada al analizar la situación epidemiológica de este caso, explicó que «la única forma de parar la epidemia, es parar la circulación del virus, significa, o cuarentenas en la faena minera completa, o bien aislar a los trabajadores, trazarlos de modo tal de poder cortar la cadena de transmisión con ellos».

Cavada añadió que durante la pandemia, las mineras han producido focos de contagio bastante severos.

Esa es la razón fundamental por la que se escapó en algún momento la epidemia en Iquique y en Antofagasta.

«Dado que las actividades mineras no sólo reclutan gente local, sino que los mineros se trasladan de todo Chile y es una muy alta fuente de circulación de virus, por lo tanto, no es de extrañar que en esta faena Minera se haya producido una fuerte alza de contagios», dijo.

Agregando qué otra forma de evitar los brotes es «contratar a gente local, que no circulen mineros de otras ciudades».

Desde Minera Candelaria sostuvieron que los trabajadores de Zublin no realizarán ninguna tarea en Candelaria subterránea hasta que se complete un plan de colaboración con las Autoridades de Salud».

El Diario Atacama intentó contactarse con la empresa Zublin, sin embargo no encontró respuesta hasta el cierre de esta edición.

.

Fuente: Diario Atacama / Pamela Castillo Vergara (10-09-2020)

Comparte en: