Iniciativa debiese estar finalizada en junio del 2018. Recomendaciones plantean evitar construcción hacia sector de La Florida.

 

Hasta el Concejo Municipal de Tierra Amarilla, llegaron los representantes de la empresa Territorio y Ciudad Consultores y representantes del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, con el fin de realizar la presentación de los avances que presenta el desarrollo del plano regulador de la comuna.

Una iniciativa que se ha convertido en una meta para las últimas administraciones del consistorial. Esto debido a que la comuna cuenta con un instrumento planificador que data desde 1934 en el que apenas se logra delimitar el límite urbano de la ciudad.

Sin embargo la espera podría llegar a su fin en junio del 2018. Fecha en que se espera sea finalizado el estudio que buscará dotar a la comuna de un plano regulador actual.

EL ESTUDIO 

En esa línea, la empresa consultora se encuentra realizando un proyecto que significará un total de 150 millones de pesos y que buscará definir el crecimiento futuro de la comuna.

Dicha iniciativa cuenta con cinco etapas de trabajo y hoy, se encuentran justo a medio camino.

A estas alturas, la iniciativa ya ha logrado definir; zonas de riesgo, terreno seguros, proyección territorial, núcleos urbanos, entre otros puntos.

De esta forma y con los antecedentes recabados la empresa presentó, durante la semana pasada, tres alternativas de desarrollo urbano hacia la comunidad.

Dichas iniciativas contemplan tres opciones para el uso del territorio dependiendo del riesgo que ha sido detectado.

Alternativa 1: Esta opción plantea, a grosso modo, la relocalización de edificaciones de carácter estratégico que se encuentren en sectores de riesgo medio. En el caso de la proyección de uso de nuevos sectores se establece la prohibición de construcción de viviendas en zonas de alto riesgo, asimismo promueve utilizar sectores de riesgo medio para todo uso.

Alternativa 2: En este punto se plantea, principalmente una prohibición de edificación de viviendas en las zonas de riesgo medio, permitiendo en estos sectores solo la instalación de actividades productivas e infraestructura. A su vez plantea el desarrollo como punto urbano del sector de Los Loros, desestimando a Nantoco como núcleo urbano.

Alternativa 3: Finalmente esta opción y al igual que la anterior, plantea una prohibición para el uso residencial en zonas de riesgo medio. Sin embargo la variante se constituye en torno al rol de Nantoco. En este último punto se incentiva una conurbación con este sector debido, particularmente, a la detección de zonas seguras y delimita a Los Loros como zona urbana.

Cabe destacar que, dentro de la exposición, los profesionales recomendaron evitar la expansión de la ciudad hacia el norte, vale decir hacia Copiapó.

 

EXPANSIÓN 

En esta línea y según lo expuesto en la presentación, no es recomendable avanzar hacia este sector debido a dos factores principales. El primero, la contaminación de arsénico existente en los suelos, producto de la fundición Hernán Videla Lira.

El segundo, la existencia de la planta de aguas residuales en el sector. Esto debido a que, según comentaron, de generarse un crecimiento hacia este sector se debería intervenir la planta e incorporar nueva tecnología dependiente de la electricidad, generando un ambiente inseguro para los eventuales pobladores.

En esa línea el alcalde de la comuna Osvaldo Delgado comentó que «hay que buscar terrenos que estén aptos y esto va a ser muy bueno, el plano regulador, porque la gente lo va a detectar, dónde tenemos que hacer viviendas, dónde hay zonas seguras, no como en el sector de Algarrobo», sentenció el edil.

En esa misma línea el concejal Mario Morales comentó que «es un instrumento muy anhelado por la comunidad de Tierra Amarilla y que nos va a ordenar la parte territorial de la comuna y también ver hacia donde podemos expandirnos», sentenció.

 

LA FLORIDA

Hacia este mismo sector es donde se emplaza el polémico terreno de La Florida.

Nueva rechazo a la iniciativa inmobiliaria, que terminó por

Estudio recomienda no construir en el sector de la Florida

Estudio recomienda no construir en el sector de la Florida

destruir las aspiraciones del alcalde, quien comentó que «yo me la he jugado a concho con el tema de la vivienda y lamentablemente me dice la verdad salud, yo ya no voy a discutir más con el Gobierno. No se puede vivir ahí (La Florida), no se va a descontaminar Paipote», finalizó.

Una información que para el concejal Cristóbal Zúñiga «ratifican los dichos del seremi del Minvu, de que son sectores contaminados (…) por lo que creo que fue muy bueno que se hiciera ese planteamiento en el concejo», destacó.

Asimismo el concejal Boris Pérez detalló que «es gran avance para que en Tierra Amarilla construyamos mejor y esté todo más ordenado y delimitar las zonas donde pueda producir la empresa privada y la empresa minera».

 

MINERAS PROPIETARIAS 

De igual forma el estudio vino a poner en evidencia un tema que al interior de la comuna sonaba como un secreto a voces.

La medición catastró la totalidad de los terrenos que hoy en día están en manos de las empresas mineras del sector, arrojando una abrumadora cifra. Casi el 80% de las zonas no habitadas de la comuna les pertenecen.

Una situación que a juicio del concejal Domingo Órdenes «las mineras visualizaron esto cuando se instalaron acá y miraron mucho más allá de la punta de la nariz (…) porque sabían que en algún momento ellos iban a causar un impacto», sentenció.

Por su parte Boris Pérez acusó que es «una conducta reprochable de cómo han actuado en esta situación, intentando de que la población no siga creciendo, o sea en estas circunstancias nosotros tenemos que tomar las cartas en el asunto e intentar ir a buscar el diálogo con ellos y también exigiendo que esos terrenos sean habilitados para el crecimiento de la comuna».

Una visión fue respaldada por su par Cristóbal Zúñiga quien puntualizó que esto fue «una estrategia de parte de las mineras, para que no se construyan asentamientos cerca de sus faenas y así poder acallar las inquietudes de la comunidad respecto de las tronaduras, la contaminación y la polución. Me parece una falta de respeto que actualmente se restrinjan las zonas para construir viviendas, producto de que las mineras son dueñas de casi el 80% de Tierra Amarilla».

Por su parte Mario Morales agregó que «las mineras astutamente han comprado gran parte del territorio que se puede usar para la construcción de viviendas».

Osvaldo Delgado en tanto agregó que las compañías mineras han cedido terrenos que hoy podrían albergar nuevas poblaciones, en sectores de Los Loros y Nantoco.

 

NUEVAS ZONAS URBANAS

Entre las aristas que analizó el estudio incluyó un análisis en torno a las posibles zonas urbanas en la comuna. Entre ellas destaca el sector de Nantoco y Los Loros, como los lugares que reúnen las condiciones de ser incluidos dentro del área urbana.

Con esto, según detallaron en la exposición, cambiaría el uso de los suelos en los sectores y limitaría las funciones industriales y agrícolas en la comuna.

Según informaron, una vez incluido en el radio urbano además, se evitaría que las mineras extraigan mineral desde las mencionadas áreas. Dicha acción solo se podría realizar a través de la firma de una autorización presidencial.

——————————————————————–

$150 millones es el costo total del proyecto que busca entregar un ordenamiento territorial a la comuna.

5 etapas son contempladas en el desarrollo del proyecto.

12 hectáreas mínimo habría que relocalizar, según el estudio de plano regulador de la comuna, para garantizar la seguridad.

113 hectáreas requerirá la comuna para sostener un crecimiento en el tiempo

30,6 hectáreas en zonas seguras, son las que hoy están disponible entre Tierra Amarilla y Nantoco

80% del territorio de la comuna de Tierra Amarilla está en manos de las Mineras

——————————————————————–

.

.

Fuente: Diario Atacama / Nicolás Hinojosa Jorquera