El ex alcalde fue formalizado junto a otros cinco imputados, cuatro funcionarios municipales de la época y el representante de una empresa privada, por el delito de fraude al fisco. Ninguno quedó con medidas cautelares. 
.

En el Juzgado de Garantía de Copiapó, se realizó la audiencia de formalización de cargos en contra del ex alcalde de Tierra Amarilla, Osvaldo Delgado, y otros cinco imputados, cuatro funcionarios municipales de la época y el representante de una empresa privada, por el delito de fraude al fisco, cometido tras el aluvión de mayo del año 2017. Los antecedentes surgieron a partir de una investigación que desarrolló la Contraloría Regional de Atacama.

FORMALIZACIÓN
En la audiencia se dio a conocer que tras los aluviones de 2017, una vez decretada zona de catástrofe la comuna, el alcalde de la época, el administrador municipal, la secretaria municipal y otros funcionarios realizaron acciones administrativas para intervenir en el proceso de limpieza y sanitización de las casas afectadas.

Es por ello que contrataron de forma directa a la empresa Tres Montes SpA., Detectándose modificaciones al diseño del contrato, generándose una sobrevaloración del precio del mismo. El informe de la Contraloría estableció además que de las 696 viviendas informadas por la empresa contratada para solicitar el primer pago por sus servicios, 291 no figuraban en el catastro municipal, y que de las 256 casas señaladas en el estado de pago, sólo 202 estaban incluidas en el catastro de la municipalidad.

En la formalización el fiscal expuso que hubo actos fraudulentos, destinados a generar el pago en favor de la constructora. Una vez que el administrador municipal obtuvo la certificación de la supuesta realización de los trabajos, a través de un informe que suministró un funcionario que había sido nombrado en ese cargo pese de no tener el conocimiento técnico, solicitó al área administrativa del municipio modificaciones presupuestarias para reunir los recursos y pagar el monto de 243 millones a la empresa, correspondientes al primero de los tres pagos pactados.

La Fiscalía solicitó al magistrado la medida cautelar para todos los imputados en este caso. No obstante, el Juez de turno, no otorgó medidas cautelares en contra de las personas investigadas y se fijó un plazo de investigación de 6 meses para esclarecer los hechos.

YO CREO EN LA JUSTICIA
A la salida de la audiencia, el ex alcalde de Tierra Amarilla, Osvaldo Delgado, expresó que «no le he metido la mano al bolsillo ni le he robado la plata a nadie en la comuna de Tierra Amarilla, al contrario, generaba trabajo para la gente de Tierra Amarilla».

Consultado por las pruebas presentadas por la Fiscalía, el ex edil sostuvo que «los papeles lo dirán, y el proceso lo dirá, y ahí vamos a salir como tiene que ser, por eso yo digo, yo creo en la justicia chilena, yo creo en los fiscales acá en la Región de Atacama, yo creo en la defensoría, creo en los jueces».

Además, Osvaldo Delgado fue enfático en declarar que «Aquí estoy dando la cara, Y le digo a mi gente de Tierra Amarilla, a lo mejor muy pronto me tendrán nuevamente, pero para trabajar por la gente, no para sacarle plata a la gente y andarle robando a la gente de mi comuna, porque yo lo que he hecho es jugármela por mi gente de la comuna de Tierra Amarilla».

DEFENSA SATISFECHA

Conforme con el resultado de la audiencia quedó Macarena Poblete, defensora de dos imputados en esta causa «el resultado era el que esperábamos, toda vez que no había ningún antecedente de peso, para poder formalizar a estas personas por fraude al fisco, no había ninguna prueba que pudiera acreditar la participación punible de los imputados que forman parte de esta investigación fiscal», dijo la abogada.

La defensora penal agregó que «no hay pruebas suficientes, porque hay bastantes inconsistencias en el informe de Contraloría y además que nunca se han citado a los beneficiarios de este supuesto ‘subsidio’ para que una empresa les limpiara, pero quienes ejecutaban la orden en sí, eran los mismos beneficiarios, las mismas personas que fueron afectadas por el aluvión, y en ese orden de ideas, no había ningún delito, no había ningún ilícito, ni siquiera en la ejecución del contrato».

.

Fuente: Diario Atacama / Rodrigo Caballero Pizarro

Imagen: TVN Atacama