De acuerdo a la inspección llevada a cabo por la SMA a raíz del caso, el material derramado habría escurrido hasta descargarse en el río Ramadillas, cuyas aguas son utilizadas para el consumo humano.

.

El Primer Tribunal Ambiental, con sede Antofagasta, autorizó la medida provisional solicitada la semana pasada por la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) a raíz de la filtración de relaves ocurrida a fines de marzo pasado, en el Proyecto Minero Caserones, de Lumina Copper.

La medida implica la detención del funcionamiento del ducto de transporte de lamas -que sufrió la rotura y por consiguiente originó el derrame- por un plazo de quince días.

De acuerdo a la inspección llevada a cabo por la SMA a raíz del caso, el material derramado habría escurrido hasta descargarse en el río Ramadillas, cuyas aguas son utilizadas para el consumo humano.

Uno de los argumentos de la Superintendencia, que fue recogido por el Tribunal en la sentencia, señala que el lamaducto “es un potencial fuente de riesgo ambiental, no sólo por su mal estado y evidente desgaste, sino también por el diseño y la falta de mantención de la obra de captación”.

.

Fuente: nueva minería