INDAGATORIA. La acción judicial fue presentada por abogados que representan a la minera Atacama Kozan. También apuntan a su sucesor Rodrigo Albornoz.
.

La Sociedad Contractual Minera Atacama Kozan interpuso una querella criminal por el delito de estafa y otras defraudaciones en contra del ex intendente de Atacama Francisco Sánchez y Rodrigo Albornoz, quien se desempeñó hasta febrero de este año en esa compañía.

Ambos cumplieron cargos de subgerentes en esta minera, Sánchez lo hizo hasta julio del año pasado, mes en que asumió como intendente de Atacama. En tanto, Albornoz fue su sucesor, pero renunció en febrero de este año. Su salida fue tan solo unos días antes de la partida de Sánchez desde la Intendencia Regional por razones personales, al menos eso se informó por el Gobierno Regional.

A un mes de la salida del exintendente del Gobierno Regional y tras antecedentes recabados por la empresa minera, finalmente el 20 de marzo presentó la acción judicial, según consta en el portal del Poder Judicial.

Según fuentes internas de la compañía, el levantamiento de información reveló que existiría un millonario fraude al interior de Atacama Kozan, monto que aún no es cuantificado. Esta situación habría ocurrido cuando Francisco Sánchez estaba liderando la empresa y luego con su sucesor Rodrigo Albornoz.

Respecto a la indagatoria, desde la empresa confirmaron que «es una investigación privada ordenada por el directorio», según informó Jorge Guerra, subgerente de Atacama Kozan.

La decisión de interponer esta querella también fue del directorio de la empresa, la acción judicial ya se admitió ayer a tramitación, en consecuencia fue declarada admisible y por ello remitida al Ministerio Público. Lo que está haciendo Guerra al interior de Atacama Kozan es poner en regla a la compañía, ya que «estamos en déficit financiero», manifestó.

La información que se maneja al interior de la compañía, es que tras la salida de Rodrigo Albornoz han sido desvinculadas 21 personas. La razón de ello, es la necesidad de racionalización, reestructurar el sistema de costos y mejorar los ingresos debido al déficit financiero. La causa de ello puede deberse a múltiples factores y por ello se generó esta indagatoria.

AUDITORÍA
El proceso de auditoría continúa y se apunta a que se estaría indagando a empresas privadas que prestan servicios en Atacama Kozan.

«Durante el mes de febrero de 2019, representantes de los dueños de la empresa recibieron antecedentes de que los querellados, abusando de sus cargos y la confianza depositada en ellos, exigieron a diversos contratistas, sin autorización ni conocimiento de nuestra representada, que aumentaran artificialmente el precio de los contratos de servicios, obras y bienes prestados a SCM Atacama Kozan. Lo anterior, a fin de destinar el mayor valor de dichos contratos a cubrir beneficios tanto para los querellados como para terceras personas, a su requerimiento», indica la querella.

Agrega el documento que la empresa «terminaba pagando los beneficios ilícitos que procuraban para sí o terceros Sánchez y Albornoz, por la vía de que se cobraba a SCM Atacama Kozan, mediante engaño, el sobreprecio con cargo al cual se concretaba el fraude bajo la apariencia de que estaban pagando servicios, obras y bienes que forman parte del giro de la referida empresa. A través de este engaño se causó un perjuicio que aún se está cuantificando pero que alcanza un monto equivalente a varios millones de dólares americanos».

Ambos eran funcionarios de confianza de la empresa, Sánchez y Albornoz habían llegado el año 2003 y 2005 respectivamente, por lo tanto tenían una larga trayectoria laboral.

Sin embargo, esta confianza fue quebrada con la auditoría que según el documento reveló que «los contratos que SCM Atacama Kozan mantenía con varios de sus proveedores, valiéndose y abusando de la posición de poder y confianza depositada en ellos, maquinaron un engaño de la cual nuestra representada ha sido víctima. Lo anterior en términos de simular una apariencia de seriedad, ya que se trataba de proveedores y contratistas habituales en el rubro minero y de nuestra representada, haciéndole creer que el valor de sus servicios o bienes eran muy superior al real, generando con ello un estado de error que la llevó a disponer importantes sumas de dinero, en beneficio ilícito de los querellados, incrementando el patrimonio personal de los mismos, a costa del patrimonio de la empresa».

En la querella, la empresa expresa que «creemos que por la forma de operar de los querellados nos encontramos frente a una maquinación fraudulenta y no frente a un simple engaño».

El Diario de Atacama intentó comunicarse con Francisco Sánchez, pero no se obtuvo respuesta telefónica. Tampoco se pudo ubicar a Rodrigo Albornoz para conocer su versión de la querella.

.

Fuente: Diario Atacama / Pamela Vásquez Fuentes