El que fuera durante más de 3 años el vocero regional de Gobierno de Atacama, Jorge Hidalgo, oficializó su salida como Seremi para asumir el desafío de presentarse como candidato a Diputado por el 4to distrito, correspondiente a la Región de Atacama.

De ésta forma Hidalgo expresó que “me voy orgulloso de haber desempeñado el rol de Seremi de Gobierno con la mayor lealtad y compromiso posible, y haber sido la voz de la Presidenta Bachelet para comunicar y difundir el proceso de reformas que se llevó a cabo, y el cual por cierto espero seguir defendiendo en el futuro desde el parlamento. Entregue lo mejor de mí, y mi mayor energía para contribuir con un granito de arena en el cumplimiento del transformador programa de Gobierno que está permitiendo que hoy Chile sea un país mucho más justo y democrático. Agradezco y valoro a las personas con las que me tocó compartir y trabajar en estos años, a mis colegas del gabinete, a los funcionarios públicos, a los dirigentes políticos, a los medios de comunicación y muy especialmente a las y los dirigentes sociales de quienes aprendí mucho y a quienes admiro profundamente, por su capacidad de entrega en favor del bien común y lo colectivo”.

En relación a su postulación, Hidalgo señaló que, “después de conversar con mucha gente de la región, con vecinos y vecinas de las distintas comunas de Atacama, he decidido asumir el desafío que me planteo mi partido, el Partido Por la Democracia, que tiene que ver con postularme como candidato a Diputado, y lo asumo con la convicción de que Atacama requiere de una voz fuerte que permita plantear las necesidades de las personas humildes, de la gente sencilla y de los que aspiran a vivir en una región más humana y que nos permita ser más felices”.

En ultima instancia el ya candidato a diputado por Atacama, afirmo: “Soy un hijo de Atacama que se reconoce en la clase trabajadora de esta región, y los últimos años he podido conocer con mayor precisión los sueños, las necesidades, los dolores y las alegrías de nuestra gente, de las familias con las que trabajamos codo a codo después de los aluviones del 2015 y después de las lluvias de mayo de este año, y de muchos otros que esperan que Atacama de un salto y que lo que aportamos al país en lo económico, signifique una mayor retribución”.