Fiscal Luis Miranda Flores dirige la indagatoria y ya cuenta con informes que dan cuenta de la falta de medidas que impidieran fugas del hidrocarburo en el sector de Quebrada Carrizo en la zona interior de Tierra Amarilla.

.

Investigación y arraigo nacional fue el dictamen del Juzgado de Garantía de Copiapó en contra de un trabajador de la Compañía Minera Maricunga –que desarrolla faenas Tierra Amarilla en la cordillera de la Región de Atacama–, a quien se le imputa la responsabilidad de un derrame de petróleo que habría causado daño ambiental en la zona.

Este hecho se produjo en mayo del 2017 y afectó al lecho de las quebradas Carrizo y Paredones, atribuyendo la fiscalía la responsabilidad al jefe de turno eléctrico de la empresa a cargo de los estanques de almacenamiento del combustible, que es usado en las faenas del proyecto El Refugio.

“Tomando en cuenta lo expuesto en la audiencia se sabe que hay una grave contaminación ambiental porque se vertieron alrededor de 16 mil litros de petróleo en tierras del territorio del pueblo Colla, lo que afectó la salud animal y vegetal”, afirmó el abogado Jaime Madariaga, representante legal de la comunidad Colla del Río Jorquera quienes son los querellantes del hecho.

A través de un comunicado la compañía minera señaló que el derrame fue abordado inmediatamente afirmando que “según nuestros antecedentes se produjo cuando un tercero desconocido abrió la válvula de tubería conectada a un tanque de almacenamiento”.

Por su parte el comunero Roberto Salinas, presidente de la comunidad indígena, aseguró que esta no es la primera vez que esta minera hace “un desastre ecológico; ya lo hizo con Valle Ancho, donde acusó a terceros y ahora pretende hacer lo mismo, cuando ellos saben que han hecho daños ambientales”.

.

Fuente: Cooperativa