ESTRATEGIA. Abogados asesores del municipio buscaban en el año 2014 evidenciar la contaminación de la comuna a través de este tipo de producciones.

“Soy Colla nunca se exhibió en Tierra Amarilla”, con esas palabras Zoilo Gerónimo Escalante, recordó el documental de su vida en la comuna y como minera Candelaria dañó el medio ambiente y la salud de sus habitantes, según comenta.

Era 2014 cuando el documentalista Rodrigo Hernández Lira conoció a Zoilo captaba imágenes de la comuna y se interesó en relatar lo que ocurría a partir de su mirada, la falta de agua y la contaminación constante que afectan a la comunidad.

Fue exhibido a nivel internacional y obtuvo premios, pero no en Tierra Amarilla. Pocos saben que este trabajo fue usado junto al video “Salvemos Tierra Amarilla” como estrategia comunicacional por parte de los abogados que asesoraron al municipio Francisco Bosselin y Ramón Briones, en una demanda en el Tribunal Ambiental, proceso que abandonaron para terminar en un convenio de colaboración y un contrato de transacción entre la municipalidad y minera Candelaria, lo que está siendo investigado por la Fiscalía.

“Eso fue parte de una estrategia para señalar lo que está pasando en Tierra Amarilla, no se quien lo financió. Un muy buen documental”, señaló el vicepresidente de la Cámara de Diputados Jaime Mulet al ser consultado por “Soy Colla”.

Coordinación
Los abogados que representaron a la municipalidad en su informe al Concejo Municipal respecto a su gestión, dieron cuenta que “se coordinó la producción de dos documentales que han tenido gran difusión”.

Posteriormente se indica que “Salvemos Tierra Amarilla”, mostró en imágenes de la realidad de los principales impactos de la minera sobre Tierra Amarilla y sus habitantes, el documental denota los gigantescos depósitos de material estéril al lado de la ciudad”.

Luego menciona al documental “Soy Colla”, el que da cuenta del impacto de la gran minería y en particular de Candelaria en la naturaleza, los habitantes y pueblos originarios”.

Documentalista
El realizador Rodrigo Hernádez quedó impactado con la contaminación en Tierra Amarilla, sabía de una demanda, pero no del abandono de esta acción por parte del municipio para lograr un acuerdo económico con la minera. El sólo buscaba reflejar lo que vivían los habitantes de la comuna y jamás se imaginó que formaba parte de una estrategia comunicacional, ni tampoco de un acuerdo con Candelaria.

Hernández explicó que “el proceso fue coordinado a través de una suerte de convenio entre una plataforma de abogados y la municipalidad. Luego de pedir hacer un catastro del problema medioambiental conocí a un personaje que me pareció atractivo y a partir de ese personaje se gestó la cooperación entre el buffet de abogados que me ayudó a hacer la conexión con la municipalidad de levantar algunos recursos para ayudarme a desarrollar este documental”.

En “Soy Colla” fue un proyecto personal que contó con apoyo de privados. “Esta no es una iniciativa que nació de ellos, al contrario, fue así como privados me facilitaron recursos y la municipalidad me ayudó con logística, Briones me ayudó a hacer el contacto”.

Respecto a Zoilo, relató que “me pareció muy valiosa su postura respecto a la crisis medioambiental que estaba viviendo. Mis intenciones fueron dar a conocer y difundir el problema medioambiental a través de este personaje. Mi intención era ayudarlo a difundir su palabra en términos de decir, aquí está la escoba y nadie está haciendo nada”.

El profesional prestó un servicio al municipio de fotografía y efectuó algunos registros visuales con entrevistas a la gente, recopilando datos en el Cesfam respecto a la salud de la población. Esas imágenes fueron entregadas a los abogados y se llama “Salvemos Tierra Amarilla”. “Ese primer video fue lo que ellos me pidieron de hacer un registro fotográfico y yo les armé un pequeño video. No sabía que se iba a llamar así, ellos necesitaban tener un material que demostrara la contaminación. Con ese material iban a presentar un recurso en contra de los que resultaran responsables de la contaminación, pero básicamente es un material de registro”.

En el proceso conoció a Zoilo, el protagonista de “Soy Colla” y luego que entregó el primer material a los abogados se contactó nuevamente con ellos para saber si conocían a gente que quisiera apostar por el documental, con Zoilo como protagonista.

El proyecto se concretó gracias a recursos propios y de privados. “Salió bastante más caro de lo que logré presupuestar, no es fácil estar allá, más todo lo que significó mostrar el proyecto afuera de Chile. Lo que más me preocupa es que a pesar de todo, quedó en nada”.

PREMIOS
Rodrigo Hernández respecto a documental “Soy Colla” manifestó que “estuve en todo los festivales medioambientales para mostrar lo que había en Tierra Amarilla”. Por ello logró el premio al Mejor Documental Categoría Cultura de Montaña, en el Festival de cine INKAFEST 2015, Perú, el premio Mejor Corto Documental en el 12º Festival internacional Corto Creativo 2015, México, premio al Mejor Documental 8vo FICC, Festival Internacional Cine en el Campo, México, entre otros premios. Sin embargo, el trabajo audiovisual es conocido en el exterior, pero los habitantes de Tierra Amarilla no han tenido acceso masivo a su contenido.

.

Fuente: Diario Atacama / Pamela Vásquez Fuentes