INCIDENTE. La intendenta sentenció que el “objetivo es que esto no vuelva a ocurrir y que no los sorprendan con nuevos eventos”.

.
Luego de la visita de control a Caserones por la filtración de relave fino, las autoridades de Atacama indicaron que se tomaron muestras de agua para descartar un daño ambiental. Los resultados están en 12 días y una vez informados se determinará el camino a seguir.

Luego de conocer los primeros antecedentes del evento, el seremi de medio ambiente, Francisco Escobar, manifestó que “una vez terminada las diversas reuniones con los equipos de Caserones, se nos informó que la situación estaría eventualmente controlada y que se tomaron las muestras de agua, tanto por parte de la empresa como de la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) a través de la Dirección de General de Agua (DGA), y de esta manera tener dos muestras de los mismos puntos. Eventualmente no habría daño a personas y al agua potable que consumimos”.

En la misma línea, el seremi de Minería, David Montenegro, señaló que “estamos esperando el informe de la superintendencia que nos va a dar en mayor detalle las causas y cuáles van hacer las medidas de control permanente para que este evento no se vuelva a repetir”.

El titular regional de Minería agregó que, por ahora, “aparentemente el daño no ha sido mayor, pero de igual manera se tomaron muestras de aguas que nos darán una idea del nivel de contaminación y es ahí donde queremos que la empresa nos presente sus medidas de control, para saber de qué magnitud pueden ser y cuáles son los tiempo que nosotros tenemos para reaccionar ante un evento similar”.

Finalmente, y tras constatar en terreno la situación generada, la intendenta de Atacama, Berta Torres, indicó que “hemos comprometido a la empresa con algunas ideas y medidas de mejoramientos y vamos a estar en contacto permanente para conocer los avances de estas medidas”, pues el objetivo es “que esto no vuelva a ocurrir y que no los sorprendan con nuevos eventos de esta naturaleza, que sin duda pone en riesgo la salud y medio ambiente de nuestros habitantes”, enfatizó la primera autoridad regional.

ALCALDE 
Por su parte, el alcalde (s) de Tierra Amarilla Mario Morales sostuvo que “sobre el evento ocurrido en la Minera Caserones, tengo que informar que como municipio hemos oficiado a los distintos servicios competentes, para que nos entreguen todo la información sobre los acontecimientos y además, tomamos contacto con la superintendencia de medio ambiente, que nos señaló que están llevando adelante una investigación, que puede derivar en un posible procedimiento sancionatorio o medidas provisionales respecto de la empresa. Si esa investigación, indica que se generó un daño ambiental, evaluaremos las medidas pertinentes, inspiradas en defender mi comuna, y asegurar el progreso y bienestar de las y los tierramarillanos“.

.

ANTECEDENTES
Según los antecedentes entregados por la compañía, el evento se originó tras la rotura de un ducto que transportaba dicho material en el sector donde se ubica el depósito de lamas de la empresa.

.

Fuente: Diario Atacama / Alejandro Núñez