MINERÍA. Ayer se reunieron para ver el futuro del rubro, el que no ha logrado repuntar pese al precio del cobre. La piedra de tope estaría, comentaron, en el pago del precio de sustentación.
.

Estamos quebrados. Aquella oración se repitió en varias ocasiones en la reunión que sostuvieron los directores de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), junto al vicepresidente y un asesor técnico de la misma asociación, ayer en Tierra Amarilla. En ella la discusión fluctuó entre las soluciones que exigen al gobierno para la reactivación del sector, como también el cuestionamiento -de unos pocos representantes- al vicepresidente de la Enami.

En una carta que se leyó a los presentes se comentó que André Sougarret no sería el profesional idóneo para su sector. Sin embargo hubo miembros de la mesa que dijeron que había que darle más tiempo y le pusieron paños fríos a la situación.

“No sabemos cuál es el diagnóstico que él (André Sougarret) ha hecho del estado de la Empresa Nacional de Minería, y cuáles son las directrices que él le va a poner”, dijo el director representante de la asociación de pirquineros de Illapel, Patricio Gatica, quien agregó que “ahora el ideal es que nosotros pudiéramos saber de aquí a un tiempo relativamente breve, ese análisis de la situación y del futuro y de la forma en que va a gestionar”.

LA EXIGENCIA
En definitiva ya no una petición, sino una exigencia que radica en la flexibilización para la devolución del precio de sustentación, ese que ayudó a mantener a los pirquineros cuando el precio del cobre estuvo bajo, pero que hoy, cuando el commoditie marca 309,3 centavos la libra, estaría frenando la reincorporación de actores al rubro. Esto porque hoy en el país existen solo 540 pequeños mineros, los que deben devolver el crédito de US$ 52 millones, de cuando eran más de mil.

“En estos momentos vemos muy buenos precios del cobre, pero vemos muy pocos mineros que se reactivan, la idea es que este buen precio nos acompañe con muchos mineros”, dijo el vicepresidente de la Sonami, Francisco Araya. El representante explicó que el porcentaje de cobro, para pagar dicho crédito asciende a 12 o 14% del importe bruto de los productores.

“En este momento, la devolución va alrededor de US$ 14 millones de 53 millones de dólares, entonces es harto. El año pasado nosotros devolvimos 8 millones de dólares y a la fecha llevamos US$ 7 millones, a fin de año vamos a llegar a los 14 millones, pero sin reactivar el sector”, dijo Araya.

“El Estado puede esperar”, aseguró el director representante de la pequeña minería en la Sonami, Jorge Pavletic, quien apuntó a que la solución inmediata, o la “inyección”, como dijo, está en un plan de reactivación de cuatro puntos.

EL CÓMO
Lo primordial -detalló Pavletic- es la flexibilización del pago del precio de sustentación. A lo que se le suma, dijo, “la reconsideración de los cargos de tratamiento o maquila, que es lo que la Enami nos cobra por procesar nuestros minerales”. A esto agregó la importancia del contrato que hizo Enami para trabajar con ERNC, y el papel que jugaría una revisión del uso del ácido sulfúrico.

“Mejorando esos aspectos, la tarifa mejora y mejora el sector”, dijo Pavletic. Y explicó que “los viejos actuales están recibiendo como si el precio del cobre fuera 2,60 US$/lb, porque lo demás se va en devolución”.

PLAN B
Ayer, se reunió el Presidente de la República con el ministro de Minería, Baldo Prokurica; y todos los presentes en la reunión estaban expectantes sobre el resultado de la misma. El que aún no se conoce. El objetivo era que el Mandatario pudiera aprobar la anhelada flexibilización, los que sería -para todos los presentes- la señal adecuada de respaldo al sector.

Sin embargo, de no concretarse la cita o de no obtener los resultados necesarios, ya se estaría fraguando un “plan b”.

“Lo que tenemos que hacer es ya no escuchar. No nos han dado respuesta a los requerimientos que nosotros queremos, entonces vamos a esperar la reunión de hoy día del presidente de la República con el Ministro de Minería, para ver si consideran que la devolución sea menor o nos den una pausa. Si no es así, tendremos que en un plan b, tomar medidas de presión y poder hacer manifestación aquí o en Santiago para ser escuchados”, sentenció el presidente de la asociación de pirquineros de Tierra Amarilla, Bernardo Joel Carrizo.

Tendremos que en un plan B, tomar medidas de presión y poder hacer manifestación aquí o en Santiago para ser escuchados” Bernardo Joel Carrizo, Sindicato de pirquineros de Tierra Amarilla.”

US$ 52 millones es la deuda del crédito del precio de sustentación que tienen los pirquineros. La que adquirieron siendo más de mil, pero que pagan ahora un poco más de 500. 

.

Fuente: Diario Atacama / Constanza Romo Álvarez