TIERRA AMARILLA. En el Concejo Municipal aprobaron una modificación presupuestaria de 121 millones de pesos para pagar a los ex trabajadores.

El 31 de agosto, por término de contrato, más de 160 funcionarios honorarios fueron desvinculados de la municipalidad de Tierra Amarilla. La razón para no renovar el contrato se debió a que en el mes de julio y agosto, en la administración anterior, se contrató una sobredotación de personal sin tener el presupuesto necesario para pagar sus remuneraciones.

A raíz de esta situación, en el Concejo Municipal se aprobó una modificación presupuestaria entre cuentas que asciende a 121 millones de pesos con el objetivo de pagar las remuneraciones que se mantenían impagas al personal a honorario que trabajó durante esos meses. Además, se realizarán sumarios para verificar que las personas contratadas realmente hayan realizado su función.

«No hubo despido por parte del alcalde, sólo término de contrato. Lo que me complica es que en el mes de agosto ni siquiera estaban los recursos para poder pagarles, con mucho esfuerzo hemos tenido que asumir esta administración en la cual presentamos una modificación presupuestaria al concejo que felizmente fue aprobada y vamos a dar el pago a la gente que legalmente trabajó», señaló el alcalde suplente de la comuna, quien también aprobó la modificación, Mario Morales.

CONCEJO

Una vez planteada la situación de sobredotación de personal contratada anteriormente, se propuso aprobar la millonaria modificación presupuestaria para remunerar a los ex trabajadores. La modificación se logró aprobar con cinco votos a favor y una abstención.

Antes de la votación, el concejal Domingo Órdenes manifestó su inquietud al no haber existido un informe presupuestario previo antes de contratar estas personas, y además indicó que ha sido notificado que de la cantidad de personas contratadas, no todas realizaron las funciones. Sin embargo, luego Órdenes aprobó la modificación.

Ante la situación planteada por el concejal, el alcalde suplente comentó que «hubo personas que al parecer no hicieron su trabajo pero el mes de julio le pagaron, por eso es que encargué lo sumarios administrativos correspondientes que van a anunciar tanto las responsabilidades administrativas como civiles, y si hay irregularidades este alcalde no tiene ningún problema en aplicar sanciones», acotó Mario Morales.

Quien también aprobó esta modificación fue el concejal Boris Pérez, señalando que «es difícil administrar con deudas. Hoy en día se esta ajustando el presupuesto para poder pagar a esas personas, si trabajaron o no se tendrá que solucionar por medio del sumario que se haga efectivo, pero nuestra responsabilidad es pagar estos sueldos».

Su par Cristóbal Zúñiga, también aprobó y argumentó que la acción realizada por la administración anterior de contratar más funcionarios de los necesarios, «es un atentado al funcionamiento de la municipalidad».

Agregó que «los honorarios son indispensables para cumplir con la tareas de los diferentes departamentos de la municipalidad y lo que se necesitan son alrededor de 40 personas y se contrataron más de 160, lo que hizo que se gastara todo el presupuesto del año teniendo que buscar recursos de otras partes de la municipalidad,cosas que no eran imprescindibles, por lo que decidí aprobar cuidando el patrimonio del municipio».

Por otra parte, la concejala Liliana Cortés señaló que «voy a aprobar esta modificación entendiendo que hay responsabilidades por el pago de estas personas, porque merecen respeto aquellas que trabajaron y las que no, habrá alguien que vio que no trabajo y tendrá que tener la decencia de decirlo y no callarlo como se ha hecho por años en este municipio».

Además, Cortés aprovechó la oportunidad para pedir al alcalde «que así como se ha hecho la premura de hacer una modificación para pagar sueldos de estas personas, también se haga la gestión para pagar los sueldos impagos del departamento de educación».

Por último, el concejal Patricio Morales se abstuvo de la moción.

121 millones de pesos fue la modificación presupuestaria planteada y aprobada por el concejo municipal.

5 votos a favor permitieron que se realizara la modificación presupuestaria.

.

Fuente: Diario Atacama / Daniela Munizaga