El organismo investigó transacciones del Daem entre 2014 y 2017. El Ministerio Público desarrollará un procedimiento investigativo junto al Consejo de Defensa del Estado.

.

La Contraloría General de la República (CGR) realizó una auditoría a los movimientos monetarios de los fondos de la Subvención Escolar Preferencial (SEP) del Departamento de Administración de Educación Municipal (Daem) y Fondos Ordinarios, de la Municipalidad de Tierra Amarilla, entre el 1 de enero de 2014 y el 31 de diciembre de 2017. Como resultado, se advirtió la inexistencia de respaldos documentales relacionados a los cargos bancarios de transferencias y giros de cheques en las cuentas corrientes, por la suma de 10 mil 755 millones 841 mil 431 pesos.

Debido a esto, el órgano contralor instruyó un sumario en el municipio tierramarillano, a fin de determinar las eventuales responsabilidades administrativas. En tanto, desde el Ministerio Público, indicaron que recibieron los antecedentes por parte de Contraloría y “se desarrolla el procedimiento investigativo de rigor, iniciándose junto con el Consejo de Defensa del Estado, la indagatoria respectiva con distintas diligencias, varias de ellas ordenadas a la Brigada de Delitos Económicos de la PDI”.

MUNICIPIO
Sobre esta situación, desde el Departamento Jurídico de la casa consistorial, explicaron que a finales del 2017 la Contraloría comenzó a realizar una investigación al Daem de la comuna por distintas transferencias de recursos. En un comienzo, eran 20 mil millones de pesos que se debían justificar en qué se gastaron.

“Se lograron justificar cerca de $10 mil millones y los otros $10 mil millones quedaron pendientes de justificar, lo que llevó a la Contraloría a emitir este informe final que no contó con ningún respaldo de justificación por parte del Daem. El informe fue remitido al Ministerio Público, la Procuraduría fiscal de Copiapó del Consejo de Defensa del Estado y al seguimiento de la CGR. También incluye juicio de cuentas y sumarios administrativos”, señalaron.

Desde el área jurídica del municipio agregaron que “los hechos investigados no necesariamente constituyen algún delito, eso lo tiene que determinar la justicia ordinaria. Lo que si se puede llegar a configurar es que sí existe un desorden administrativo respecto de que no se encontró la documentación al momento de ser requerida por el órgano contralor”.

Respecto a lo que debe realizar ahora el municipio, especificaron que están a la espera del informe de seguimiento, donde la Contraloría deberá aplicar algunas acciones a seguir, y ellos levantar observaciones.

Por su parte el alcalde suplente de la comuna, Mario Morales, indicó que cuando ingresó en esta nueva posición al municipio (agosto 2017), cambiaron a una cantidad importante de personal e hicieron la búsqueda y lograron respaldar la mitad del monto que se investigaba ($10 mil millones).

“No quiero entrar a hacer juicios jurídicos con respecto a aquello, creo que la Contraloría ha puesto a disposición del organismo correspondiente como la Fiscalía, que determinará dónde están los respaldos de estos recursos (…) Los pasos y mecanismos los hemos tomado con esta administración, espero que de esos $10 mil millones se encuentren los respaldados correspondientes, porque de lo contrario va a demostrar nuevamente la mala forma en que se administraban los recursos de todos los tierramarillanos y especialmente de la parte más vulnerable que es la educación”, sentenció.

La autoridad agregó que está “muy preocupado, pero con fe que las cosas se están haciendo bien, que la Contraloría está cumpliendo con lo que corresponde. Los organismos como la Fiscalía y el Consejo de Defensa del Estado, velarán porque los recursos que no fueron gastados en forma correcta sean retribuidos”.

“Espero que de esos $10 mil millones se encuentren los respaldos correspondientes, porque de lo contrario va a demostrar nuevamente la mala forma en que se administraban los recursos” Mario Morales, Alcalde suplente de T. Amarilla

.

Fuente: Diario Atacama / Daniela Munizaga