TIERRA AMARILLA. La decisión fue respaldada por 5 votos a favor y solo uno en contra. La sorpresa la marcó Patricio Morales, al respaldar a su hermano.

Al interior de la sala del Concejo de Tierra Amarilla no había espacio disponible para presenciar el momento en que se realizaría la elección del nuevo alcalde de la comuna. Tal fue el interés que despertó la ceremonia, que incluso a través de las ventanas del recinto, vecinos intentaban escuchar con atención lo que estaba a punto de acontecer.

A las 10 de la mañana estaban citados todos los concejales para iniciar la votación. Sin embargo el inicio se pudo concretar recién una hora después. El retraso de los concejales Cristóbal Zúñiga, Liliana Cortes y Boris Pérez ponían un aire de tensión, reflejado en los incesantes llamados telefónicos que Mario Morales realizaba a sus colegas.

A lo anterior, se sumó prolongado un corte de luz , que mantenía en penumbras el salón, mientras se instalaba un generador eléctrico que permitiera dar inicio a la votación.

Carabineros custodiaba, mientras el diputado Alberto Robles, la seremi de educación (s) Gladis Cortes, el abogado Inti Salamanca y el presidente comunal del colegio de profesores, Rogelio Pizarro, llegaban hasta el lugar.

LA VOTACIÓN

Así y en medio de un evidente ambiente de ansiedad, inquietud y altas temperaturas, se dio inicio a la sesión extraordinaria, que buscaba seleccionar a quien dirigirá la comuna por los próximos 700 días.

El primero en emitir su voto fue Boris Pérez, quien en las jornadas previas se impulsaba como quien podía definir el resultado de la elección. Esto porque según trascendió, el concejal del Frente Amplio, recibió presiones para desarticular el compromiso pactado con los otros tres concejales.

Al ser consultado por esta situación Boris Pérez destacó «que hubo conversaciones por muchos lados, pero no sé si decir presiones. Pero sí hubieron conversaciones, hubieron presiones pero en cuanto a que quizás podía ser yo el alcalde y tenía la posibilidad de otros votos, pero no quiero ahondar un poco más en eso, sino que resaltar en el gesto de buena fe en el que hoy en día confié y apoyar al gobierno comunal». Por lo que decidió apoyar a Mario Morales.

La sorpresa de la jornada en tanto, estuvo puesta por el concejal Patricio Morales, quien el pasado viernes aseguraba que votaría por él mismo. Sin embargo, decidió entregar el respaldo a su hermano porque «la verdad es que vi que había una mayoría para Mario que es mi hermano (…) y por el bien de la comuna, como vi que había una mayoría, que había un acuerdo para eso me sumé a ese acuerdo y le di el voto a mi hermano Mario Morales para que asuma por los 700 días», destacó.

EL ALCALDE

En su primera intervención como alcalde suplente, Mario Morales destacó que «hoy día vamos a andar todos tranquilos por la calle, donde nadie nos diga que somos verde, rojo, blanco, amarillo. Sino que somos tierramarillanos». En alusión a las diferentes situaciones de agresiones y amedrentamientos, denunciadas bajo la administración de Osvaldo Delgado.

En esa línea Morales destacó que su administración será «una municipalidad transparente, una municipalidad abierta a la comunidad donde el primer objetivo sea la comunidad (…) y los proyectos sean totalmente clarificados. Voy a solicitar una auditoria externa para ver cuál es la verdadera situación».

LA EDUCACIÓN

Cabe recordar que el nuevo alcalde asume en medio de una serie de conflictos en la educación, que se traducen en un paralización que ya se prolonga por más de 20 días.

Razón por la que, según dijo Morales «hoy día hay que enfocarse 100% a solucionar el problema educacional. Que los niños estén en clases y que los profesores estén tranquilos, porque los compromisos que se van a asumir por las autoridades (…) se llevarán a cabo. Yo no comprometo algo que no cumplo».

Es por esto que la primera reunión que sostuvo la nueva autoridad y los concejales Boris Pérez, Cristóbal Zúñiga y Domingo Órdenes fue con la seremi (s) de Educación Gladis Cortés, los representantes del colegio de profesores y el área de finanzas de la municipalidad. Cita que se dio a minutos de asumido en el cargo.

En este punto desde el magisterio de Tierra Amarilla su presidente, Rogelio Pizarro destacó que «nosotros estamos realmente contentos por haber acabado un proceso (de selección de alcalde) porque vamos a tener a nuestro interlocutor para sentarnos a conversar sobre los temas que nos aquejan en este instante».

Asimismo señaló que existe confianza en que con esta nueva administración, se pueda avanzar hacia la solución del conflicto.

Sin embargo, en la reunión no se logró alcanzar acuerdo debido a que, según comentaron desde el Colegio de Profesores de Tierra Amarilla, desde el consistorial se excusaron señalando que no hay claridad en torno a la realidad financiera.

No obstante aquello, se espera que durante esta jornada, las conversaciones se retomen en el edificio municipal, donde se presentará un protocolo de acuerdo trabajado por la administración Morales.

 

EL SUSPENSO

La interrogante planteada surgió en torno a la continuidad de Patricio Morales al interior del concejo. Esto debido a que según la ley, no puede existir lazos consanguíneos entre concejales y alcaldes.

No obstante el concejal aseguró que está dispuesto a abandonar su lugar en el concejo municipal.

.

Fuente: Diario Atacama / Nicolás Hinojosa Jorquera