Aseguró que en el concejo se vivió un momento de inseguridad. Desde el municipio, en tanto, señalaron que estas instancias, por Ley, son abiertas.

.

En el último Concejo Municipal de Tierra Amarilla desarrollado el día miércoles, se vivieron momentos de tensión. Esto, debido a una situación que involucró a un grupo de vecinos que llegaron a la instancia con carteles en contra de la concejala Liliana Cortés, que en sus propias palabras, afirmó que no habrían sido controlados por el alcalde suplente, Mario Morales, hecho que la hizo sentirse insegura.

La edil tierramarillana dijo que respecto de esta situación que “tiene que haber un mínimo de orden y resguardo para que eso (concejo) se de en las condiciones que garanticen que cada uno de los que estamos sentados en esa mesa, ejerza en forma sana su rol”.

Patricio Monárdes, presidente de la Asociación Regional de municipios de Atacama (ARMA), catalogó que el hecho como maltrato e indicó que “pediremos al Concejo Municipal de Tierra Amarilla que ejecute las acciones pertinentes para que se asegure que la concejala Liliana Cortés no sea blanco de maltrato y abuso mientras ejerce su labor como edil”.

La concejala interpuso una denuncia en Carabineros por amenazas y apuntó directamente a una pobladora, la que fue mencionada en el documento que hizo llegar al teniente de Carabineros, de la comuna, Boris Castillo. “Fui gravemente intimidada, porque cuando se da por cerrado el concejo (…) esta señora se dirige al alcalde suplente y le dice ‘si quiere el próximo miércoles le traigo a toda la villa y hacemos lo mismo’”, recordó Cortés.

MUNICIPIO
Desde la Municipalidad de Tierra Amarilla señalaron que los concejos, por Ley, son abiertos. “En ese contexto un grupo de vecinos de la comuna llegó hasta el municipio y se manifestaron contrarios a la Concejala Liliana Cortes, levantando carteles que hacían mención a la situación que es de público conocimiento, y que tiene a la señora concejala enfrentando un proceso en el Tribunal Electoral”, comentó el administrador municipal, Alejandro Mella. Quien finalizó diciendo que “en ningún momento se vio amenazada la integridad física de la concejala Cortes, pues el alcalde Mario Morales (…) siempre llamó al orden”.

.

Fuente: soychile.cl/Copiapo