AGRICULTURA. Los productores aún no se recuperan de los daños de los aluviones de mayo.

Los tres grados bajo cero que se registró en los campos de Tierra Amarilla el fin de semana pasado tienen en alerta a los agricultores de uva de mesa por la amenaza de heladas en el proceso de brotación de la fruta. A lo anterior se suma que algunos predios todavía no restituyen su sistema de agua afectado por los aluviones de mayo, por lo que peligra la cosecha.

La presidenta de la Asociación de Productores del Valle de Copiapó (Apeco), Lina Arrieta comentó que las bajas temperaturas generaron algunos daños este fin de semana pasado y que están realizando un catastro para cuantificarlos.

“Hay algunos campos donde no tienen el sistema de hélices que espantan las heladas manteniendo el calor y así evitando que el hielo llegue hasta el follaje”, explicó.

Los predios ya están sembrados y a la espera de la brotación explicaron desde la Apeco. El temor por las bajas temperaturas también se sustenta en que para este año se va a innovar en al menos tres especies nuevas de uva, con lo que se busca tener una mejor producción en calidad y cantidad.

ALUVIÓN 

Los aluviones que afectaron a la región el pasado 13 de mayo dejaron en el Valle de Copiapó cerca de 2.500 hectáreas con daños y 37 mil metros de red de agua inutilizable. “Todavía tenemos hartos problemas y hay sectores que no podemos llegar con agua”, dijo la empresaria agrícola.

Desde la Apeco detallaron que hay socios que llevan tres meses sin poder regar sus campos de manera tradicional y a través de convenios con otros privados como empresas mineras han logrado mantener los campos.

“Estamos viviendo un estrés de sequía que va a tener un impacto tremendo en la cosecha. Una planta que se estresa por falta de agua después tiene menos producción no más. Esto es para llorar porque uno ve pasar el agua por el río, pero no la pueden entregar al campo”, sentenció Arrieta.

La asociación está gestionando una reunión con la intendenta Alexandra Núñez para planear todas sus inquietudes y que habría sido entregada al ex intendente Miguel Vargas. La agrupación espera que se continúe con el trabajo y se ponga énfasis en la mejora del sistema del riego en la zona.

La cosecha (septiembre- marzo) cobra suma importancia por la generación de cerca de 15 mil empleos directos, lo que posiciona a la agricultura como el segundo sector productivo más importante de la región de Atacama.

AUTORIDAD 

El director regional del Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap), Leonardo Gros comentó que se desarrolla una evaluación de los agricultores que pudieron verse afectado por las últimas bajas temperaturas y nevazón en algunos lugares como Alto del Carmen.

La autoridad informó que a los 600 millones de pesos destinados por el nivel central se sumaron otros $500 millones para ayudar el sector. Cabe recordar que hay zona de emergencia agrícola en las provincias de Copiapó y Huasco hasta final de año, lo que agiliza la entrega de ayuda.

“Una planta que se estresa por falta de agua después tiene menos producción no más” Lina Arrieta, Presidenta de la Apeco”

ANTECEDENTES

Cerca de 15 mil puestos laborales se crean durante la cosecha que se extiende desde finales de septiembre hasta marzo en el valle de Copiapó, en la comuna de Tierra Amarilla.

.

Fuente: Diario Atacama / Alejandro Núñez