El municipio de Tierra Amarilla ya presentó un recurso de nulidad para la sentencia, la que rechazaron por “errores sustanciales”. En tanto el jefe de educación -que fue suspendido en octubre- dijo que era una fallo “histórico”.
.

El 5 de noviembre el Juzgado de Letras del Trabajo de Copiapó condenó a la Municipalidad de Tierra Amarilla a pagar $40 millones de pesos por concepto de daño moral a Alan Alquinta, jefe suspendido del Departamento de Administración de Educación Municipal (DAEM), tras acoger una denuncia presentada por él en contra de la administración en la que argumentó vulneración del derecho fundamental a la integridad síquica y física y el derecho a la honra.

Asimismo se condenó a que el alcalde de la comuna, en este caso Mario Morales, ofrezca disculpas al denunciado en el Concejo Municipal, en un medio de comunicación regional escrito y de radiodifusión, reconociendo la lesión a los derechos fundamentales del denunciante.

El inicio
Si bien la relación entre Morales y Alquinta vendría de mucho antes de la denuncia, según consta en el documento de la causa, el pasado 24 de abril el jefe DAEM interpuso una denuncia por acoso laboral y vulneración de derechos fundamentales a la integridad física y psíquica, de su derecho a la honra y a la dignidad, además de una constante y reiterada afectación al principio de la no discriminación en materia laboral. Sobre el acoso laboral, en la denuncia, Alquinta declaró haber recibido hostigamientos y asimismo relató que Morales lo habría amenazado diciendo que si era electo alcalde se encargaría “desde el día siguiente a su elección de hacer todo lo posible por destituirme del DAEM”.

Tras conocer el fallo, Alquinta en conversación con Diario Atacama, dijo que “se hace una justicia histórica, porque este es un fallo histórico del tribunal de Copiapó, en relación a un funcionario de Alta Dirección Pública en Chile, que reconoce la vulneración de derechos fundamentales, que tiene que ver con el menoscabo que fui objeto y persecución personal y política por parte del alcalde Mario Morales Carrasco”. Asimismo aclaró que deberá iniciar una acción legal para recuperar su puesto de trabajo y sentenció que “si la justicia determina que yo tengo que volver a mi cargo, voy a volver”.

Desde el municipio tierraamarillano no tomaron a bien la sentencia. En ese sentido, dijeron que “el Departamento Jurídico no está de acuerdo con la sentencia del Juzgado del Trabajo, pues estimamos que esta contiene afirmaciones que no son tales”.

Por esa razón detallaron que “en base a estos errores sustanciales de la sentencia”, el equipo presentó el viernes un recurso de nulidad a ser revisado por la Corte de Apelaciones.

Desde la casa consistorial criticaron el hecho y dijeron que “no puede afirmarse con tanta soltura que la Municipalidad de Tierra Amarilla haya ejecutado acciones de menoscabo contra el señor Alquinta pues el asunto aún no se resuelve completamente”, esto por algunos recursos judiciales que estarían pendientes.

Finalmente dijeron confiar en que la situación será revertida y de no ser así cualquiera que sea la decisión de la Corte “la ejecutaremos como ordena la Constitución y la ley”.

.

Fuente: DIARIO ATACAMA / Constanza Romo Álvarez