La Campaña de Vacunación Influenza 2020, comenzó el 16 de marzo y tras 3 semanas de alta demanda, al viernes 3 de abril se han aplicado 5.860 inmunizaciones.

El departamento de salud municipal de Tierra Amarilla ha realizado un balance positivo de la gestión durante el mes de marzo, que coincidió con el arribo de Covid-19 a Chile y como consecuencia un aumento inusual de inmunizaciones diarias, adelantando el objetivo inicial de la campaña de vacunación por la influenza 2020 planificada para alcanzar al grupo objetivo (adultos mayores, niños de hasta 10 años, enfermos crónicos y embarazadas) en un plazo de dos meses.

El jefe del departamento de salud tierramarillano, Juan Pablo Riveros, hace el hincapié que, a pesar de estadísticas favorables, “Aún están pendientes los alumnos de los colegios, jardines infantiles y los niños lactantes de la segunda dosis, grupos objetivos que esperamos inmunizar en las próximas semanas y de manera programada”.
Actualmente se lleva a cabo un proceso de revisión de las matrículas de establecimientos dependientes del Daem de Tierra Amarilla, para lograr pesquisar a los niños que a la fecha no han sido vacunados y para completar el proceso salud mantiene el stock necesario.

Aunque en más de una oportunidad la demanda de vacunas fue superada por la capacidad de suministro de la secretaria regional de Salud de Atacama, la administración comunal pudo solventar la administración de la dosis en el Cesfam ubicado en la zona urbana de Tierra Amarilla, donde se establecieron cuatro puntos y adicionalmente se despachaban a la Localidad de Los Loros a un promedio de 100 dosis cada vez que el departamento de salud recibía nuevos insumos. “Como edil y como usuario he visto los esfuerzos del equipo medico por alcanzar la meta de llegar a todos los vecinos vulnerables e incluso fueron casa por casa vacunando a aquellos pacientes que están postrados. Desde el primer momento le dimos prioridad a esta campaña porque no queremos reportar falsos positivos en esta crisis sanitaria, dejando a usuarios sin su vacuna”, explicó el alcalde Mario Morales.

Tierra amarilla se prepara para el Coronavirus

El servicio de urgencia está preparado para recibir la atención de una sospecha de coronavirus. Primero cuenta con una enfermera de triage, la cual realiza una anamnesis (entrevista con el usuario para formular un diagnóstico) preguntando por los síntomas y estableciendo si ha mantenido contacto con algún viajero. Adicional a esa primera fase hay un médico quien atiende enfermedades respiratorias y en ante la eventualidad que se activen los protocolos por Coronavirus, “Contamos con los elementos de protección personal para el funcionario público, la mascarilla que se le debe instalar al paciente. Contamos con una sala de aislamiento con un kit para la toma de exámenes y los coolers para enviar las muestras para su análisis en laboratorio del Hospital Regional de Copiapó”, resume Riveros.

“Hago la recomendación que se acerquen los usuarios a nuestros servicios, sólo para reales urgencias, tenemos médicos de refuerzos, pero la prioridad la prioridad son las atenciones de enfermedades respiratorias. Lo que sean otro tipo de enfermedades de urgencias lo atenderá otro medico de 17 a 22 horas. Pero la gente tiene que ser responsable de asistir a nuestro Centro Asistencial, con todos los cuidados pertinentes, tanto para ellos como para nuestros funcionarios”, concluye el jefe de salud de la comuna.

Comparte en: